miércoles, 17 de junio de 2009

17 de junio, día de San Rainiero de Pisa

Hoy, 17 de junio, conmemoramos a San RAINIERO de PISA, Ermitaño.

SAN RAINIERO DE PISA (1118-1161) nació en Pisa, Italia, en el seno de una familia de nobles y de comerciantes acaudalados.

Sus padres fueron Gandulfo Scacceri y Mingarda Buzzacherini, quienes, deseosos de impartirle una educación religiosa, encomendaron a su único hijo con un sacerdote educador.

Sin embargo Rainiero era un joven con aptitudes naturales para la música, y con un gusto igualmente natural para las diversiones y la vida licenciosa. Ni siquiera sus padres fueron capaces de hacerle cambiar de actitud para dedicarse al estudio.

A los 19 años, empero, quiso Dios que conociera a un eremita de Córcega de nombre Alberto, que se había establecido en el monasterio pisano de San Vito. Rainiero sintió identificación inmediata con ese modelo, y su vida cambió completamente al abrazar la fe y embarcarse rumbo a Tierra Santa.

A los 23 años San Rainiero tomo la decisión de vivir en austeridad absoluta. Todas sus riquezas las repartió entre los pobres, y se retiró a vivir entre los ermitaños de Tierra Santa, sustentándose exclusivamente de limosnas y alimentándose sólo dos veces a la semana. Durante este periodo San Rainiero sometió su cuerpo a grandes sacrificios.

Precedido por una fama de santidad, San Rainiero regresó a Pisa en 1154, luego de más de diez años de ausencia. En su ciudad natal continuó obrando los mismos milagros que había realizado en Tierra Santa, con lo que se ganó la veneración de sus conciudadanos. Ahí fue donde falleció en 1161.

En 1632, San Rainiero fue nombrado patrono principal de la diócesis y de la ciudad de Pisa. Su cadáver incorrupto puede apreciarse todavía en la catedral de dicha ciudad, resguardado por un féretro de vidrio.

SAN RAINIERO DE PISA nos enseña que las personas caprichosas pueden encontrar también su vocación de servicio a Dios.


+ + +

Recibe diariamente SANTORAL VIRTUAL en tu buzón
+ + +

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son bien recibidos. ¡Gracias!