martes, 9 de junio de 2009

9 de junio, día de San Columba de Iona

Hoy, 9 de junio, conmemoramos a San COLUMBA de IONA, Abad.

SAN COLUMBA DE IONA (521-597) nació en Gartan, Donegal, cerca de la actual Church Hill, en Irlanda; pertenecía al linaje de los O’Neill, o bien Uf Néill, por tanto era descendiente del rey de Irlanda Niall, del siglo V.

Por su linaje, San Columba, o “Columcille” (“Pequeña paloma de la Iglesia”), pudo haber sido rey en Irlanda; sin embargo, prefirió dedicar activamente su vida a la propagación de la fe cristiana. Su persona irradiaba una energía tremenda, pero su carácter vigoroso se veía atemperado por una gran magnanimidad.

La muerte de San Patricio era reciente, y la Iglesia celta en esa isla crecía con rapidez. San Columba estudió en dos de los monasterios que dicho santo había legado como centros de estudio, y se ordenó sacerdote hacia 551.

Además de convertirse en un erudito en cuestiones de fe, San Columba era poeta, componía música, y preservaba el conocimiento copiando libros a mano en las bibliotecas que tenía a su alcance (se dice que él solo transcribió 300 libros). Sin embargo, combinaba su labor de estudioso con la de fundador de numerosos monasterios, como los de Derry, Durrow y Kells, y de “un centenar de iglesias”.

La leyenda cuenta que a causa de una disputa sobre un libro de Salmos que él había copiado, la cual dio lugar a una sangrienta confrontación en la que fallecieron muchas personas, San Columba resolvió marcharse de Irlanda a manera de penitencia.

Así, con 12 de sus compañeros pasó de Irlanda a la costa occidental de Escocia (entre sus cualidades estaba también la de ser un excelente marinero), donde fundó el más importante de sus monasterios en la isla de Iona.

En las cercanías había una pequeña colonia de escotos irlandeses, que eran cristianos, pero toda la actual Escocia estaba dominada por los pictos, que eran paganos y salvajes. Pero San Columba navegó por todas las islas y penetró por todos los rincones de tierra adentro, realizando conversiones y fundando pequeñas iglesias.

Su labor en Escocia se prolongó por 34 años, y culminó con la conversión al cristianismo de toda Escocia y el norte de Inglaterra, además de promover el estudio y la alfabetización. Ya de edad avanzada, San Columba se retiró a vivir sus últimos días en Iona. Se dice que la muerte lo sorprendió en la biblioteca, transcribiendo un libro.

A San Columba se le considera protector de Escocia y santo patrono de los encuadernadores de libros y de los poetas irlandeses.

SAN COLUMBA DE IONA nos enseña el valor de la energía personal y el empeño colectivo para lograr acciones extraordinarias.


+ + +

Recibe diariamente SANTORAL VIRTUAL en tu buzón
+ + +

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios son bien recibidos. ¡Gracias!